Para Diomedi, fruta y petróleo pueden convivir
El nuevo titular de Fruticultura apuesta al diálogo. Plantea salir a buscar otros mercados.

Alberto Diomedi tiene 63 años de edad y es un productor nacido y criado en Allen. Nieto de inmigrantes italianos, desde siempre estuvo ligado a la fruticultura y encontró en el INTA una gran escuela para formarse y ampliar sus conocimientos sobre la actividad.

Inquieto y con un especial interés por la producción en general y la tecnología, durante dos décadas representó al Consejo Directivo Nacional de INTA en el Centro Regional Patagonia Norte y por 12 años presidió ese organismo.

Promotor del diálogo y del trabajo en equipo, ahora como nuevo secretario de Fruticultura de Río Negro buscará fijar metas a corto plazo que permitan mejorar la realidad del sector. Se define como un hombre que no transitó por los andariveles de la política, pero confía en encontrar en este gobierno el respaldo necesario para darle oxígeno a la fruticultura.

Dijo que convocará a una amplia mesa de diálogo para definir estrategias y buscar nuevos mercados y aseguró que la convivencia entre la fruticultura y el petróleo es posible. Cuando el gobernador, Alberto Weretilneck, lo contactó telefónicamente para convocarlo él estaba sentado sobre el tractor, pulverizando su chacra, y el llamado - asegura - lo sorprendió.


-¿Qué desea aportarle a la fruticultura?

-Todo este conocimiento y estas vinculaciones que la vida me dio quiero ponerlas a disposición de la fruticultura. Somos muchos los que tenemos que ver en esto. Soy consciente de que el lunes empiezo y que sólo tengo un año para hacer cosas, pero también soy consciente de que si no empezamos algún día, nos vamos a transformar en lo de siempre, en quejosos.

-¿Sobre qué ejes trazará su gestión en Fruticultura?

-La gente que trabaja en Fruticultura tiene lo suyo, sus conocimientos, su profesionalismo y vamos a armar un equipo. Basta de mesas chicas. Vamos a hacer una mesa de la fruticultura en serio, convocando a todos, para hablar de qué fruticultura queremos y hacia dónde vamos. Aisladamente no podemos hacer nada y tampoco se puede imponer nada. Buscaremos los diez mejores puntos y vamos a ejecutar los cinco puntos que podamos. Si uno quiere reconvenir y cambiar su casa no lo puede hacer de un día para el otro. Acá deben estar los que trabajan en las chacras, en los empaques, los que investigan, el Estado provincial y el nacional (…) Vamos a salir a buscar dinero para reconvertir porque en el mundo hay dinero para créditos blandos que puedan ser afrontados por los productores. Nada es imposible.

-¿Tiene planificado cómo trabajará en Fruticultura? ¿Tendrá equipo propio?

-Vamos a trabajar con los cuadros que tenemos, por ahora no hay nada que cambiar. Iremos haciendo ajustes para buscar el norte. Pero estoy pensando en los jóvenes, en las escuelas agrotécnicas como la que tenemos en Allen. Hay muchos jóvenes que tienen ganas de hacer y queremos ponerlos al lado de la gente con experiencia.

-¿Piensa en misiones para abrir nuevos mercados?

-Yo le decía al gobernador que tenemos que salir a buscar nuestros mercados con las autoridades máximas de la provincia. Sería bueno que vean qué pasa en otros lugares del mundo con la fruticultura, cómo se consume y se promociona, los problemas que existen.

Fuente:Diario Rio Negro

 

Comuniquese con la radio

FM Lider 94.1 Mhz - Avellaneda 349 Barrio Norte - Telefonos (0298) 445 1016 y 445 0414 - Allen - Río Negro