Denunció que lo quisieron violar en la comisaría
Es un hombre detenido por atacar a su exnovia. Fue en los calabozos de la Unidad 33ª de Allen.



Damián Ferreyra fue procesado por el salvaje ataque a su ex y desde su detención está en la Comisaría 33ª.


Un joven que atacó salvajemente a su exnovia con una faca denunció haber sido víctima de una agresión y de un intento de abuso sexual que habría ocurrido en el sector de los calabozos de una comisaría de Allen, lugar donde permanecía detenido. Un delincuente que se encontraba en una celda contigua es el acusado.

El detenido que denunció la agresión y el intento de abuso es Damián Ferreyra (20), quien está procesado por el delito de homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa en concurso real con violación de domicilio, también en grado de tentativa.

Ferreyra quedó tras las rejas el pasado 4 de junio luego de que cometiera un brutal ataque contra su exnovia, Sandra Aravena (24). Ese día Ferreyra ingresó por la fuerza a la casa de la mujer, ubicada en el barrio Bifulco de Allen, y le propinó más de una decena de puñaladas con una faca. Algunas horas antes del sangriento hecho el procesado había anunciado a través de Facebook que se había "cansado" y que iba a "ser noticia".

Aravena se defendió como pudo, sufrió lesiones graves y salvó su vida de milagro. La tentativa de femicidio ocurrió delante de la hija de la víctima, una niña menor de edad. Después de asestarle las puñaladas Damián Ferreyra intentó huir en un colectivo rumbo a Neuquén pero fue capturado por la policía y desde entonces permanecía alojado en un calabozo de la Unidad 33 del barrio Norte.

El martes un guardia de la comisaría mencionada encontró llorando a Ferreyra y al preguntarle qué le sucedía éste le manifestó que lo habrían querido violar.

El hecho denunciado por Ferreyra habría sucedido en un pasillo que comunica a los dos calabozos de la Unidad 33ª. Otro joven que está detenido en la misma dependencia y que comparte el calabozo con su padre, sería el sujeto acusado.

Fuentes judiciales confirmaron a este medio que al ser examinado por el médico policial se constató que Damián Ferreyra presentaba rasguños en los glúteos, además de otras lesiones de carácter leve.

Esta semana Ferreyra fue trasladado hacia la comisaría Sexta de Allen donde continúa detenido. Las comisarías de Allen siguen alojando presos procesados pese a que esa situación está prohibida por ley. Los calabozos no están preparados para albergar este tipo de detenidos y tampoco el personal policial está capacitado para cuidarlos.

En los últimos meses han ocurrido dos fugas de presos procesados y ahora se suma el grave caso que denunció.


Fuente:Diario Rio Negro

 

Comuniquese con la radio

FM Lider 94.1 Mhz - Avellaneda 349 Barrio Norte - Telefonos (0298) 445 1016 y 445 0414 - Allen - Río Negro